Laura’s impressions of Nitra meeting

DSC_0085Although it only lasted for four short days, I don’t think I will be able to express all that we experienced just in an essay. But let’s start from the beginning:

Four Spanish girls with suitcases full of dreams arrive at the airport to meet Bea and Almudena (who were even more thrilled than us, I dare to say). It was a long and tiring journey, packed with questions such as “What will Slovakia be like?”, “What typical Slovakian food will we taste?”, “What will the hosting families be like?”. And, no doubt, reality fulfilled all our expectations.

Our hosts welcomed us lovingly, making us feel as if we were part of their family, even indulging us a little. We knew about their customs, they made us part of their lives, and at the same time they also got to know about ours, breaking down prejudices on the way.

IMG_1694The following days were full of wonderful trips, places and moments: we visited castles, churches, farms, Nitra; we tasted typical Slovakian dishes, we met people from other countries…, and, of course we worked in our project groups, brainstorming the first ideas for the second year. And we learnt (or at least practised) some English! To sum up, it was an amazing experience.

We sadly said our good-byes, feeling so thankful and also looking forward to seeing each other again. I wish we could meet again and live something as incredible as the Comenius meetings once more!

A pesar de que fueron cuatro efímeros días, creo que no puedo expresar todo lo que pasamos allí en una simple redacción. Pero intentemos comenzar por el principio:

Preparadas con nuestras maletas e ilusiones, ya estábamos en el aeropuerto las cuatro chicas españolas acompañadas de Bea y  Almudena (podría incluso atreverme a decir que más nerviosas que nosotras). Fue un viaje largo y cansado, pero estuvo cargado de dudas y preguntas tales como: “¿Cómo será Eslovaquia?” “¿Qué comidas típicas probaremos?” “¿Cómo serán las familias, las casas?” Y, sin duda, todos los resultados acabaron cumpliendo nuestras altas expectativas.

Nuestros anfitriones nos recibieron con total cariño y dedicación, ya desde el principio tratándonos como un miembro más de la familia, aunque con algún caprichito de más. Conocimos sus costumbres, sus hábitos, nos introdujeron en sus vidas. Y al mismo tiempo les introducíamos a ellos en las nuestras, contando curiosidades o desmintiendo prejuicios.

DSC_0329Los días siguientes estuvieron cargados de excursiones, lugares y momentos magníficos: visitamos castillos, iglesias, granjas, conocimos la ciudad de Nitra, degustamos platos típicos eslovacos, conocimos gente de otros países… y, por supuesto, trabajamos en los grupos de trabajo, sacando las primeras ideas para el próximo proyecto. Y, todo hay que decirlo, aprendimos (o por lo menos practicamos) inglés. Fue, en resumidas, una magnífica experiencia.

Tuvimos una amarga despedida, diciendo palabras de agradecimiento y anhelos de volver a vernos algún día. ¡Ojalá podamos volver a encontrarnos y vivir de nuevo algo tan maravilloso como los viajes Comenius!

Ainhoa’s impressions of Nitra meeting

DSC_0109The trip to Slovakia has been one of my best ever. There we could get to know other people’s habits, the beautiful sights in Nitra, we met the families, who were so nice and treated us as one of their own… But the people we met had the biggest impact on us – we would have liked to have more time to make friends, but anyway we enjoyed unforgettable moments in just two days.

And all thanks to the Comenius project, which has helped us to know more about the advantages of belonging to the European Union, and has allowed us to travel abroad and improve our English. One thing I particularly like is the food, since you can taste the differences among our cultures and open your mind to new possibilities.

Personally speaking, I invite everybody to try and live this experience, because it is really worthwhile.DSC_0297

El viaje que hicimos a Eslovaquia ha sido uno de los mejores viajes de mi vida. Allí pudimos conocer las costumbres de otra gente, los paisajes más bonitos de la ciudad de Nitra , las familias, las cuales fueron de lo más agradable con nosotras y nos trataron como a su propia familia…Pero lo que realmente nos marcó fue la gente, aquella con la que no pudimos hacer tanta amistad como habríamos querido y aquellos con los que en tan solo dos días disfrutamos de momentos inolvidables.

También está el proyecto Comenius, el cual nos ha ayudado a conocer más acerca de las ventajas de pertenecer a la Unión Europea y gracias al cual hemos podido viajar y además de todo esto, mejorar nuestro inglés. Algo que me gustó mucho del proyecto fue la comida, ya que pudimos observar las diferencias que existen con la nuestra y abrir nuestra mente a nuevos sabores.

Personalmente, invitó a todo el mundo a que intenten vivir esta experiencia, ya que es algo que de verdad vale la pena intentar.